lunes, 13 de abril de 2009

Cortazar



DADORA DE LAS PLAYAS

De tus muchísimos amantes guardas destrezas,
inesperados sesgos,
caprichos repentinos y falsas negativas que una
sonrisa desmantela,
quizá la intermitencia de unos ojos hincados en el goce
y bruscamente, sin aviso, esa obstinada negativa a abrir
los párpados,
no sé, cosas esquivas, cambios que remontan a gustos
superpuestos,
a músicas distintas, a tantos bares donde diferentes manos
te leyeron
y donde diferentes nombres entraron en tu alerta indiferencia
de pasajera, de indescifrable francotiradora.
A mi vez dejaré en tu piel la huella de estas ceremonias,
de hábitos definidos, de maneras y de ángulos,
oh arena donde tantos arquitectos levantaron sus torres
y sus puentes
para que el viento las llevara mientras tú te volvías
al malecón o al bar
virgen a tu manera, la manera mejor y más hermosa
de ser virgen
dadora de las playas para los nuevos juegos.

JULIO CORTÁZAR, en "Último Round".

3 comentarios:

Joselu dijo...

He llegado a tu blog siguiendo tu comentario. Ambos somos admiradores de este escritor latinoamericano (más que argentino)y en su aniversario he revisitado algunos de sus cuentos reencontrándome de nuevo con el autor que me cautivó cuando tenía veinte años. Muchas gracias por tu comentario. Ha sido un placer encontrarte. Un cordial saludo.

Ariadna dijo...

le adoro. Me descubrió la magia del mundo, me enseñó a mirar las grietas.

Un abrazo

PS veo que tu blog tiene nuevo look, no ? me encanta!

Verónica Cento dijo...

Justamente retomé Rayuela hace un par de días. Luego quiero seguir con los cuentos completos I y II. Necesito volver a Cortázar. Pareciera que él siempre tiene algo nuevo que mostrarme.
Gracias María Elisa por postear este texto con tanta magia. Besotes imaginarios.