lunes, 16 de marzo de 2009

Guerra/ War


Paseándome por una librería, desde un estante, como si me llamara vi un librito rojo. Lo cojí y me gustó la portada, roja de letras blancas y con una mosca negra encima del título "Guerra". Leí el autor: Harold Pinter ((10 de octubre de 1930 - 24 de diciembre de 2008). Avergonzada, debo confesar que no había leído nada de él, lamentablemente, porque me ha fascinado y quiero buscar más libros de su autoría.

"Guerra" es una selección de poemas escritos en diferentes fechas, pero no muy lejanas unas de otras. Todos tratan de la muerte y su relación con lo cotidiano. Unos la tocan sutilmente, otros profundamente: como una puñalada. Escritos con un lenguaje simple, tienen la particularidad de dejarnos en el asombro y sumergidos en la conciencia; con su dureza, con sus flagelos.

El tono irónico de cada verso nos dejan riendo malignamente, con una rabia añejada; nos escupen en la cara sin miramientos.

Para mí estos poemas fueron una catarsis deliciosa. Pude ver desde otra perspectiva la tragicomedia del mundo actual, este caos en el que vivimos donde la muerte es una moda que amenaza con quedarse muchas temporadas; en todas las primaveras, entodos los veranos, los otoños y los inviernos; en el trópico y en las montañas...

Sin más comentarios, aquí les dejo algunos de mis favoritos:

MUERTE

¿Dónde se halló el cuerpo muerto?
¿Quién halló el cuerpo muerto?
¿El cuerpo muerto estaba muerto cuando fue hallado?
¿Cómo se halló el cuerpo muerto?

¿Quién fue el cuerpo muerto?

¿Quién fue el padre o hija o hermano
o tío o hermana o madre o hijo
del cuerpo muerto y abandonado?

¿Estaba muerto el cuerpo cuando fue abandonado?
¿Fue abandonado el cuerpo?
¿Por quién fue abandonado?

¿Estaba desnudo o vestido para un viaje el cuerpo
muerto?

¿Qué es lo que decidió que declarara muerto al
cuerpo muerto?
¿Fue usted quien declaró que el cuerpo muerto
estaba muerto?
¿Cuánto conocía el cuerpo muerto?
¿Cómo sabía que el cuerpo muerto estaba muerto?

¿Lavó usted al cuerpo muerto?
¿Le cerró los dos ojos?
¿Enterró el cuerpo?
¿Lo dejó abandonado?
¿Besó usted al cuerpo muerto?
(1997)

DIOS BENDIGA A NORTEAMÉRICA

Ahí van otra vez,
los yanquis en su desfile acorazado
cantando baladas e alegría
galopando por el ancho mundo
alabando al Dios de Norteamérica.

Las zanjas se taparon con cadáveres
los que no pudieron participar
los otros que se niega a cantar
los que están perdiendo la voz
los que han olvidado la canción.

Los jinetes usan látigos que cortan.
Tu cabeza rueda en la arena
tu cabeza es una charco en la tierra
tu cabeza es una mancha en el polvo
tus ojos se apagaron y tu nariz
huele sólo el hedor de los muertos
y todo el aire muerto está vivo
con el dolor del Dios de Norteamérica.
(Enero de 2003)

LAS BOMBAS

No quedan palabras por decir
sólo nos quedan las bombas
que estallan en nuestra cabeza
sólo nos quedan las bombas
que chupan lo último de nuestra sangre
sólo nos quedan las bombas
que lustran los cráneos de los muertos
(Febrero de 2003)

DEMOCRACIA

No hay escapatoria.
Salieron las grandes pijas.
Se cogerán todo en su camino.
Cuidado con tu trasero.
(Marzo de 2003)

PRONÓSTICO DEL TEIMPO

El día comenzará nublado.
Será bastante freso
pero a medida que transcurra el día
saldrá el sol
y la tarde será seca y cálida.

A la noche brillará la luna
muy luminosa.
Habrá, hay que adevertirlo,
una ligera brisa
que amainará a medianoche.
Nada más sucederá.

Éste fue el último pronóstico.
(Marzo de 2003)

3 comentarios:

Pinipón dijo...

Muy bueno lo de Harold Pinter (sus poemas y tu comentario).
Qué bueno que te gustó.
Ojalá podamos dar con más libros de él.
Besos.

Carolina dijo...

Muy interesante tu blog!
desde ya, que agradezco tu comentario, me alegra saber que te haya gustado mi blog y su contenido

nos vemos por aquí!
un beso!

Verónica Cento dijo...

No conozco a este escritor. Gracias por colocar textos de él. Me dieron ganas de buscar algo.

Besotes.